logo Dermaglos
preload
buscador de farmacias compra online
 
Cuidado Facial

Cuidado Facial

Tu rostro necesita un cuidado especial, encontrá el producto adecuado para tu tipo de piel.

Productos recomendados para


¿Qué es el Acné?

¿Qué es el Acné?

El acné es una condición de la piel que afecta a millones de personas. Cuando se presenta de una manera constante es considerado una enfermedad. Antes era considerado un tema de adolescentes, pero muchos adultos también lo padecen.

El acné aparece porque la piel genera una mayor cantidad de grasa y los poros se obstruyen, lo que conlleva la aparición de puntos negros, puntos blancos y comedones.

Se cree que la mayor influencia está en la genética, pero el acné puede complicarse por problemas hormonales o por la calidad de vida que se lleve: el estrés y la alimentación también intervienen en su aparición. Existen otros factores que contribuyen como el uso inadecuado de cosméticos, la falta de higiene de la piel o hasta incluso el clima.

Existen 2 tipos de acné: el sencillo y el severo.

Acné sencillo

Son granos ocasionales, puntos negros o puntos blancos. Es más fácil de tratar con productos de limpieza (leches o geles).

Si tenés este tipo de acné podés tratarlo y controlarlo en casa. Hay varias formas de hacerlo: la más fácil es utilizar  productos en gel o emulsión (sin contenidos oleosos para no aumentar el estímulo sebáceo). Además, los productos deben ser hipoalergénicos para minimizar el riesgo de irritación y deben estar testeados dermatológica y oftalmológicamente.

Ayuda mucho que uses un producto de limpieza especializado en pieles mixtas a grasas. El rostro o los lugares donde tenés acné deben limpiarse por lo menos dos veces al día de forma suave, sin maltratar la piel.

En el caso de que el acné sea persistente y presente otros síntomas, como enrojecimiento, te recomendamos consultar al médico.

Acné severo

Son granos grandes que necesitan tratamientos médicos ya que  las cremas no llegan hasta donde está la infección.

En este caso te recomendamos ir al dermatólogo y tratar el acné lo más pronto posible para evitar cicatrices o secuelas que pueden quedar si se trata tarde o de manera incorrecta.

También tratá de evitar alimentos que tengan un alto contenido graso ya que predisponen al acné porque aumentan la secreción sebácea.

¡Un dato importante! Tomá de 6 a 8 vasos de agua al día para eliminar las toxinas del organismo.

No aprietes las inflamaciones de la piel porque esto agrava la lesión y puede generar infecciones dejando cicatrices o marcas.

Y recordá: el tratamiento para el acné severo debe ser realizado por especialistas.

Todos los productos para el
Cuidado Facial