logo Dermaglos
preload
buscador de farmacias compra online
 
Cuidado Facial

Cuidado Facial

Tu rostro necesita un cuidado especial, encontrá el producto adecuado para tu tipo de piel.

Productos recomendados para


Las pieles normales también necesitan cuidados

Las pieles normales también necesitan cuidados

Las pieles normales no son aquellas pieles que no hace falta cuidar, todo lo contrario. No solo requieren cuidados específicos, sino que, a su vez, presentan variaciones y diferentes tendencias: normales a secas o normales a mixtas.

Para tratarlas adecuadamente es necesario conocer bien sus características y utilizar productos especialmente formulados para ellas para seguir la rutina diaria de cuidado de la piel.

Lo cierto es que la piel normal es una piel equilibrada. Sus secreciones sebáceas son normales, es flexible y resistente.

Es fina, los poros son apenas visibles, de tacto suave y aterciopelado y se broncea bien. Pero no por ello hay que dejar de cuidarla. Una

piel normal necesita tanto cuidado como una piel seca o una piel grasa, simplemente que el cuidado será diferente.

Los productos hidratantes son la base del cuidado de la piel, junto con la higiene y la fotoprotección. Entre los cuidados de la piel normal, te recomendamos tener en cuenta:

  • Cuidarla a diario para que pueda permanecer saludable.
  • El cuidado debe buscar lograr una proporción equilibrada de agua y sebo que conlleve a tener una piel flexible, tersa e hidratada.
  • Es recomendable higienizar, tonificar, hidratar o nutrir la piel y proteger... tanto por la mañana como por la noche. Veamos en detalle cada uno de estos pasos:

Limpiar:

la higiene cutánea es fundamental para mantener la salud del organismo y de la piel en todos los biotipos cutáneos.

Tonificar:

los productos tónicos ayudan a completar el trabajo de limpieza por su carácter acuoso dejando un efecto refrescante muy agradable.

Hidratar de día /Nutrir de noche:

las cremas hidratantes actúan aportando a la piel la cantidad de agua que las células necesitan para realizar sus funciones metabólicas. Las cremas nutritivas son aquellas que aportan a la piel nutrientes que pueden haberse perdido por efecto de la edad o el fotoenvejecimiento y ayudan a restaurar la función de barrera cutánea.

Proteger:

las cremas protectoras, a través de los filtros solares, protegen a la piel de los daños ocasionados por las radiaciones UVA/UVB, como por ejemplo el fotoenvejecimiento o envejecimiento prematuro de la piel.

La mejor forma de mantener la piel sana y protegida es seguir estos pasos diarios con constancia y realizar una cuidadosa elección de productos, que contemplen las necesidades de nuestra piel. De esta forma, los tratamientos ganan en eficacia y la piel es la principal beneficiada. ¿Empezamos?

Todos los productos para el
Cuidado Facial