logo Dermaglos
preload
buscador de farmacias compra online
 
Mi Piel

Mi Piel

Descubrí la identidad de tu piel. Porque cada piel es única y necesita diferentes cuidados.

Productos recomendados para


¿Por qué seguir usando cremas aún después del embarazo?

¿Por qué seguir usando cremas aún después del embarazo?

Seguramente estés viviendo uno de los momentos de mayor plenitud, llena de felicidad y afrontando nuevos cambios.

Queremos acompañarte en cada uno de esos pasos, por eso en esta nota te contamos cómo debés cuidar tu piel luego del parto.

Una vez que tu bebé nace es necesario continuar con el uso de cremas y emulsiones, de manera tal de acompañar el proceso de reducción de la piel en el período de posparto. ¡Es importantísimo!

La hidratación le va a brindar a tu piel una elasticidad extra, necesaria para afrontar el estiramiento a partir del desarrollo del bebé. Pero ¿por qué recomendamos la aplicación de cremas con vitamina A? Porque la vitamina A es fundamental para permitir dos procesos súper importantes: el de epitelización, que es el proceso a través del cual la piel se regenera de forma espontánea en lugares donde hubo pérdida cutánea, y el de recambio celular, devolviéndole a la piel la elasticidad que ésta necesita.

También es necesario que te sigas cuidando de la exposición solar. Es probable que durante el embarazo te hayan aparecido algunas manchas en el rostro debido al aumento de pigmentación. Continuar protegiendo tu piel del sol será vital para lograr que estas manchas desaparezcan, ya que en muchos casos, si no se hicieron bien los deberes, esa nueva coloración en la piel puede durar para siempre.

Por otro lado, si como consecuencia del cambio de peso durante el embarazo aparecieron estrías, en el posparto la pigmentación marrón rojiza de las mismas se decolora gradualmente, transformándolas en nacaradas. Continuá tratándolas con igual intensidad para evitar que salgan nuevas.

La aplicación de cremas con vitaminas A es fundamental, pero es importante que acompañes estos cuidados con una sana alimentación, libre de grasas saturadas; y una rutina de actividad física (aunque sea caminar 30 minutos 3 veces a la semana).

Tener una piel radiante ayuda a vernos más lindas. Recordalo para llevar a cabo tu rutina diaria de cuidado de la piel.

   

Todos los productos para el
Cuidado Facial