logo Dermaglos
preload
buscador de farmacias compra online
 
Protección Solar

Protección Solar

Te invitamos a disfrutar de todo lo que quieras hacer bajo el sol, protegiendo adecuadamente tu piel.

Productos recomendados para


El viento y el sol, una combinación a la que debemos estar atentos

El viento y el sol, una combinación a la que debemos estar atentos

Llegó el verano y con él; el sol, los días enteros al aire libre y las tan añoradas caminatas por la playa en las que nos relajamos y nos olvidamos de todos los problemas. Y está bien, porque para eso son las vacaciones y sobre todo la playa. Pero si deberíamos recordar proteger nuestra piel de todos esos factores que están ahí, listos para dañarla, aún cuando no estamos recostados en la lona tomando sol. El viento es uno de ellos.

Sí, el viento. ¿Pensabas que no?. Claro, salís a caminar, sopla esa brisa que tanto alivia el calor y pensás que no hace falta ningún protector solar porque "el día está lindo". Ese es justamente un error que muchos comentemos. Mientras el viento sopla, el sol sigue provocando todos sus efectos, pero además, ese viento que tanto placer nos da tiene efectos negativos propios. Porque cuando ataca la piel, el flujo de sangre se hace más lento, lo cual produce una piel apagada, seca y tirante.   

¿Qué debo hacer para proteger mi piel de los efectos del viento y el sol?

  • Lo primero que debés hacer es usar protector solar siempre que estés expuesta al sol, sin importar que haya viento o no.
  • Tratá de evitar las horas en las que el sol está más fuerte, esto es entre las 10 y las 16hs.
  • Los dermatólogos recomiendan utilizar protector solar con FPS mayor a 20 todos los días, para protegerte de los rayos UVA y UVB. ¡Haceles caso!
  • Asegurate de una apropiada aplicación del protector solar. Aplicalo en el cuerpo 30 minutos antes de exponerte al sol.
  • Usá el protector solar cada dos horas o inmediatamente después de nadar o permanecer por largo tiempo en el agua.
  • Usar protector solar no significa reemplazarlo por tu crema hidratante. Recordá siempre usar geles refrescantes en dosis generosas al terminar el día de playa o pileta.

¿Qué más puedo hacer para proteger mi piel en el verano?

En verano solemos modificar nuestros hábitos de descanso y alimentación, dormimos menos horas y tomamos gaseosas más a menudo, las cuales contienen muchas calorías y no aportan nutrientes. Sustituilas por agua, jugos de frutas naturales o infusiones heladas. Éstas te proporcionarán mayor hidratación y una buena cantidad de vitaminas y minerales.

Ahora sí, te invitamos a disfrutar de la playa y el sol, ¡sin preocuparte por tu piel!

Todos los productos para el
Cuidado Facial