logo Dermaglos
preload
 
Protección Solar

Protección Solar

Te invitamos a disfrutar de todo lo que quieras hacer bajo el sol, protegiendo adecuadamente tu piel.

Productos recomendados para


Las zonas sensibles del cuerpo que también necesitan protección

Las zonas sensibles del cuerpo que también necesitan protección

El día ya terminó, fue una intensa jornada al sol disfrutando del tiempo libre. Pero ahora querés descansar y sentís que tus empeines y escote están al rojo vivo. Es que algunas zonas de nuestro cuerpo son más sensibles al sol y sus efectos, y por este motivo es preciso protegerlas con mayor atención. Denominamos zona sensible a toda aquella área del cuerpo que es más vulnerable a los efectos de la radiación, ya sea porque la piel es demasiado fina, por ser una zona que está más expuesta al sol o simplemente por tratarse de una zona que se suele olvidar y no se protege como corresponde.

Algunas de esas zonas son:

Rostro, cuello y escote:

la piel de estas zonas está expuesta permanentemente al sol y, por las sucesivas quemaduras que va sufriendo a lo largo de la vida, suele envejecer de forma prematura. Dermaglós cuenta con un protector especialmente formulado para la piel de tu rostro, el Protector Solar Facial FPS 30, que protege la piel del sol mientras hidrata y humecta.

Orejas y empeines:

ambas zonas suelen ser olvidadas, motivo por el cual luego se observan quemaduras.

Calva:

tanto los bebés como los hombres calvos deben aplicar abundante protector para evitar quemaduras, ya que la piel de la cabeza es muy fina y es por eso que se deben incrementar los cuidados. Para los hombres con calva el Protector Solar FPS 30 en Spray Invisible resulta ideal, ya que no deja residuos, es muy fácil de usar y se absorbe rápidamente. Los bebés mayores a 6 meses pueden usar el Protector Solar Bebés FPS 45, que los protege durante esta etapa tan sensible de su piel.

La piel de los labios

Otra de las zonas que debemos cuidar de la radiación y proteger con especial atención es la piel de los labios. Sucede que esta zona no tiene melanina y su sistema de defensa natural es escaso. Además, dicha piel es muy delgada y sensible, y cuando olvidamos protegerlos se agrietan, se secan y van perdiendo aun más espesor.
Para cuidar tus labios, siempre es recomendable utilizar un protector apropiado para esa parte del cuerpo. El labial FPS 40 de Dermaglós posee agentes humectantes y bloqueadores de los rayos UVA y UVB, que evitan que los labios se resequen a causa del sol, el frío y el viento. También durante los días nublados los rayos UV pueden causar daños en la piel.

La próxima vez que te expongas al sol tomate un momento para aplicar protector a conciencia sobre aquellas zonas sensibles y procurá no olvidar ninguna parte del cuerpo. Recordá tu día bajo el sol por lo bien que la pasaste ¡y no por tus empeines ardidos! 

Todos los productos para el
Cuidado Facial