logo Dermaglos
preload
 
Cuidado Corporal

Cuidado Corporal

Un cuidado integral es posible mantené tu piel hidratada, suave y elástica.

Que el invierno no reseque tus manos

Que el invierno no reseque tus manos

Hundís las manos en el fondo del saco tratando de escapar del frio del invierno, y cuando juntás los dedos sentís la piel áspera, seca y muchas veces hasta te puede llegar a picar.

El invierno hizo efecto sobre la piel de tus manos, maltratada por el detergente, el frío, el viento y los cambios de temperatura. La piel de las manos es una de las más expuestas a las agresiones del entorno y sufre las consecuencias de dichos agentes. Si bien la palma de la mano tiene una estructura resistente, el dorso tiene una epidermis fina con escasas glándulas sebáceas.

Estas características dan cuenta de su gran fragilidad. Además, con el paso del tiempo se pierde gran parte de la elasticidad, disminuye la grasa, los tejidos se distienden y aparecen las manchitas color café con leche. Por estos motivos la piel de las manos necesita cuidados específicos que debemos intensificar durante los meses más fríos del año. Te invitamos a recorrer una lista de tips básicos para que tus manos estén suaves y humectadas a pesar del frío.

-Lavá tus manos: tratá de evitar los jabones que sean demasiado abrasivos, ya que barren con los lípidos de las manos, los cuales son necesarios para protegerlas. Los jabones más recomendados son los que contienen avena, porque son mucho más suaves e irritan menos tu piel. Enjuagalas con abundante agua tibia y luego secalas cuidadosamente para que no queden húmedas, de esta forma evitarás las bacterias. El lavado excesivo también está desaconsejado, ya que propicia el resecamiento.

-Protegelas: los días de bajas temperaturas es muy importante que uses guantes para proteger tus manos del frío. También debés recordar usar guantes al hacer trabajos de jardinería o si vas a practicar deportes al aire libre, especialmente aquellos que involucren fricción en la cual tus manos puedan salir lastimadas.

-Manicuría semanal: la manicuría es parte del cuidado de tu cuerpo. Por eso, deberías destinar al menos 15 minutos por semana a tus manos. Lo principal es hacer una limpieza con un cepillo de cerdas suaves, cortar las uñas o limarlas en un solo sentido para evitar astillarlas, y correr las cutículas hacia atrás.

-Usá una crema específica: es indispensable usar una crema hidratante para manos que contenga protector solar.De esta forma mantendrás tu piel humectada y protegida de los rayos UV. Aplicala diariamente dando un masaje dedo por dedo para activar la circulación, incluyendo las uñas y cutículas.

La Crema Suavizante para Manos Dermaglós es ideal para hidratar y prevenir el envejecimiento prematuro de la piel gracias al FPS 15 que mantiene la piel protegida contra los rayos UV. Además, contiene silicona que forma una película protectora para evitar el resecamiento y Vitamina E, un poderoso antioxidante.

Tener tus manos suaves en invierno también es posible, solo es cuestión de dedicarle unos minutos semanalmente y mantenerlas hidratadas todos los días.