logo Dermaglos
preload
COMPRAR DERMAGLÓS Ir a /Dermaglos en Facebook Ir a /DermaglosARG en YouTube Ir a @dermaglos en Instagram
Ir a ficha de Contacto
Buscar en el sitio
Contenido relacionado



La leche materna

La leche materna

Al comenzar a amamantar, la succión frecuente del bebé puede generar molestias e irritaciones, que podrán ir disminuyendo y desapareciendo con algunos cuidados. 

Elementos fundamentales para el cuidado del pezón durante el embarazo y la lactancia: 

  • Agua: el agua corriente, sin otro agregado, bastará para la higiene diaria de los pezones, tanto en el embarazo como en la lactancia. 
  • Lubricación: el pezón y la aréola poseen una grasitud natural que los mantiene lubricados durante el embarazo. Es aconsejable no utilizar jabones o productos que contengan alcohol o glicerina, ya que eliminan esa protección natural. Tampoco es recomendable usar cepillos y esponjas porque tienden a secar y cortar la delicada piel del pezón.
  •  Aire: airear los pezones sirve para fortificar la delicada piel que los recubre y para prevenir la sensibilidad que tienen algunas mujeres en esta zona. Para facilitar esta tarea se puede utilizar un corpiño para amamantar (con la tapa baja) o colocando los escudos aireadores BUSHI® entre la mama y el corpiño. Es recomendable que el corpiño sea de algodón y que sostenga la mama, sin comprimirla; preferentemente sin aro. 
  • Sol: exponer los pezones directamente al sol (pero no a través de un vidrio) ayudará a fortificarlos y a favorecer la elasticidad de la piel. Conviene empezar con exposiciones de cinco minutos hasta llegar a los veinte minutos por día. Es importante respetar los horarios seguros para la exposición solar.


Contenido Relacionado

Productos recomendados para